Obediencia. Señales de transito y la Biblia


“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.
(Josué 1:8)
Meditaremos sobre las SEÑALES DE TRANSITO y haremos una comparación con aquellas señales que encontramos escritas en la Biblia, y que Dios ha dejado para evitarnos un congestionamiento en nuestra vida, para evitarnos muchos problemas, muchos accidentes, te invito entonces a que leas con atención.
Primero quiero recordarte, por que imagino que en tu lugar de estudios, seguro ya te hablaron sobre la importancia que tienen las SEÑALES DE TRANSITO, imagino también que conociste las formas que tienen muchas de ellas y lo que significan, pero si aun no las conoces, o casi, casi las has olvidado, pues déjame narrarte un poco sobre ellas.
Las  SEÑALES DE TRANSITO son las que permiten a las personas que utilizan la vía, la carretera, identificar cuales son las condiciones del camino, brindan indicaciones, anuncian prohibiciones, hacen advertencias y ofrecen información.
Debes saber que estas señales representan la Ley en la Carretera, eso significa que debemos respetarlas y obedecerlas, de no hacerlo seguramente tendremos que pagar las consecuencias. Cuando se les ignora es cuando suceden accidentes y a veces son muy graves.
LAS SEÑALES DE TRANSITO las vas a encontrar en cualquier lugar, no solo en tu país, podrías hallarlas en todo el mundo y de igual manera tendrás que respetarlas.
§  Si una señal nos dice ALTO debemos detenernos.
§  Si una señal nos dice NO HAY PASO no debemos insistir en continuar, simplemente debemos regresarnos.
§  Si una señal nos dice CEDA EL PASO debemos esperar el turno de los otros.
Muy bien, esto fue un pequeño resumen de lo que son las señales de tránsito, ahora me gustaría comparar todo esto con aquello que viene a ser una SEÑAL, un AVISO, una ADVERTENCIA en nuestro camino, y que claramente podemos encontrar en el mejor MANUAL, la BIBLIA.
Dios ha sido muy bueno y nos deja saber con respecto al cuidado que debemos tener sobre todos aquellos peligros que amenazan el camino por el cual debemos andar.
TOMA EN CUENTA LAS SIGUIENTES SEÑALES:
  
§  NO ADELANTAR: 
La Biblia dice en el Salmo 40:1 “Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor”. Deja que Dios a su tiempo responda a lo que tu le estas pidiendo. No hagas lo que crees que es necesario para que eso que quieres se cumpla pronto, antes ora al Señor, confía y espera. Continúa en tu carril sin sobrepasar.
§  SILENCIO:
Esta es una señal que debemos obedecer también. La Biblia nos dice en el libro que se llama Lamentaciones 3:26  “Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová”. Esperar en Dios es creer que aunque se tarde su respuesta El nos contestará, debemos seguir esperando, sin murmurar, sin quejarnos, sin reclamos, sin lamentaciones, simplemente en silencio.
§  NO ESTACIONARSE: 
La Biblia nos dice en: Juan 8:12: “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. No te detengas a mirar, ni a los lados ni atrás, sigue adelante, no permitas que nada te distraiga y haga que te detengas en el camino hacia Dios. Si te detienes por que crees que el camino esta demasiado oscuro, el te dice que es tu luz, la luz que necesitas.
§  PELIGRO:
2 Timoteo 2:22: “Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor” Esta señal te ayudará a huir de todo aquello que lo único que hará es alejarte de Dios, pecados que se convierten en un peligro para tu alma. ¡Huye! No te acerques, ni por curiosidad.
Podría seguir mencionando mas señales importantes que la Biblia nos muestra para que tengamos muchísimo cuidado, señales que debemos obedecer, que debemos respetar y cumplir.
Lo único que Dios quiere es librarnos de situaciones tristes, accidentes espirituales, multas que tendremos que pagar y que a veces su precio podría ser elevado, cicatrices que lamentaremos durante toda nuestra vida.
Busca mas señales, toma tu Biblia, allí en el mejor manual del mundo las encontrarás.

Por: Leddy Castillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada